2009-11-01

El libro objeto

__________________________________________________________________





Diseños: Freddy Tangarife






SINOPSIS
El libro como objeto escultórico vincula las cualidades espaciales y sensoriales, desde el espíritu mismo de la materia, lo cálido, lo duro lo blando, lo frio, lo suave, en una experiencia perceptiva; cada propiedad empieza a manifestar también su forma, no la evidente del libro, sino, la secreta, aquella que se manifiesta como contenedora de sentidos en su experiencia directa.
SYNOPSIS
The book as a sculptural object linking spatial and sensory qualities, from the very spirit of matter, warm, hard soft, the cold, soft, in a perceptual experience, each property starts to show its form, not the Clearly the book, but the secret, one that manifests itself as the container of meaning on their own experience.
Cuando hablo del libro, rememoro aquellos momentos de mi infancia en que, limitado por circunstancias de salud que me impedían salir por las calles, no me quedaba más que aventurarme por los espacios interiores de las casas vecinas.
Esta aventura clandestina, solitaria y silenciosa me llevo al desván vecino para tener uno de los encuentros más fascinantes en aquellos primeros años: cajas abandonadas, empolvadas, llenas de libros, ofrecidos allí como un espectáculo; objetos que atrapaban la mirada y generaban fascinación con su presencia, libros configurando formas diversas, grandes, pesados y pequeños volúmenes con pastas fuertes en cuero, hojas gruesas que al pasar sentía su textura en mis dedos, otros mas pequeños que invitaban al recogimiento , en fin, cada uno tenía un poder de seducción.

Esta experiencia me hace rememorar los momentos mágicos de la aparición de la escritura donde el ser habitante de la tribu, creador de imaginarios transforma sus múltiples y complejas experiencias en conjuntos de imágenes y signos revelados por el ojo oculto de la conciencia que toman sentido en el acontecimiento de lo simbólico.
La relación de la experiencia de exteriorización o vivencia en el espacio físico real, por medio de la percepción como conocimiento, nos remite a los gestos primarios que establecer vínculos profundos de comunión colectiva, el gesto se transforma en sonido, el sonido en palabra, la palabra en signo y el signo pulsa sobre la materia.
Huellas de un acto de creación, significación en unidad vital con el cosmos, elevación mediada por el cuerpo, en una experiencia que transforma las palpitaciones internas, reflexiones y configuraciones en signos, gestos, huellas cargadas de intencionalidad y sentido que establecen un dialogo en el tiempo-espacio con el otro yo. Huellas del cuerpo sobre la materia, jeroglíficos, pictogramas, y complejas representaciones; inscritas en diversidad de soportes y materiales: arcilla, hueso, rocas, papiros, papel, que preludian el devenir en el tiempo del libro objeto de arte.

El libro como objeto escultórico empieza a manifestar su sentido, desde el espíritu mismo de la materia, lo cálido, lo duro lo blando, lo frio, lo suave, en una experiencia perceptiva; cada propiedad empieza a manifestar también su forma, no la evidente del libro, sino, la secreta, aquella que se manifiesta como contenedora de sentidos en en su experiencia directa.

El libro objeto no es solo una representación, es un universo para develar, imaginar, construir o provocar otras escrituras, narraciones, otros viajes. “Entrando en la forma, para silenciar la palabra”. De acuerdo con este planteamiento, cada libro puede leerse como un mensaje originalmente simbólico susceptible de ser recorrido en distintos sentidos, en donde el libro juega su importancia en la realización de imaginarios, cuando su exterioridad hace visible su propia autonomía en una presencia mágica, en el mundo de una poesía tridimensional.

El libro objeto desplaza su lenguaje formal y gramatical hacia uno visual y plástico, creando nuevos códigos de lectura e interpretación, en una especie de ruptura de la experiencia perceptiva, diluyendo fronteras entre las disciplinas artísticas y enfatizando su materialidad objetual.

En su carácter esencial el libro objeto dimensiona la materialidad y sus cualidades haciendo partícipe al espectador cuando capta sus estados: su dureza, su rugosidad, su resistencia, su peso o su energía. Estas experiencias perceptivas, químicas, síquicas y culturales entran a formar parte de nuevos códigos de interpretación o lectura, proporcionan al espectador otras experiencias del libro al palpar el frío del libro metal, el peso de un libro en plomo, la calidez y tersura del libro piel, el deshielo o fluir del libro agua, y todas las poéticas que nos rememoran a Gastón Bachelard llevándonos hasta experiencias sonoras, olfativas, gustativas encontradas en un libro objeto abierto y provocador. Los soportes materiales y objetuales se transforman en metáforas donde se puede leer un mensaje cifrado simbólico proyectando lo esencial como un objeto autónomo y universal superando todo tipo de barreras.

Carlos Alberto Ayala

BIBLIOGRAFIA
BAUDRILLARD, Jean: El Sistema de los Objetos, Siglo Veintiuno Editores,Mexico,1997.
PIRSON,Jean F: La Estructura y el Objeto, Publicaciones Universitarias,Barcelona,1998ALBRECHT, Hans Joachim. Escultura del Siglo XX.Edit.Blume,Barcelona,1981.
VALENCIA,Antonio:Del Lenguaje Visual al Libro Objeto,Librodeartista.info ,marzo 2008.
DANGHERO, Guillermo: Tres puntos suspensivos sobre el Libro Objeto, Librodeartista.info, Enero 2008
BACHELARD, Gaston. La poética del espacio, Fondo de Cultura económica, México, 1965

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Ruben Darío Gutiérrez.Variaciones en tono menor

Angela Román,Estar en la memoria

Jonathan López. Espacios transitorios

Detalle, Libro de Gussi, Tintas y carboncillo

Oscar Betancur.Apariciones misteriosas en el jardin de madam Z. Borowska

Diana Betancur, Carnaval de Riosucio

Carlos Augusto Buriticá. Scripta Codex (Rollo)

Mauricio Suárez, detalle libro

Carlos Alberto Hoyos, In Piel

Julio Zapata, sin título

Mauricio Suárez.Imaginario

Angela Román. Del jardin de la memoria

Ricardo Muñoz Izquierdo. dia-rio

Libro de la fortuna – Eye candy

Libro de la fortuna – Eye candy
Catalina Rodríguez

Alejandro Viana

Hugo Viana

Amor&Fe

Amor&Fe
Mario Mendez Escudero.

san cun jin lian

san cun jin lian
Pies de loto dorado- Zhao Liying-tintas sobre papel de arroz

OBRAS EN IMAGEN REGIONAL

Obras del grupo de investigacion 700REPART, en el Banco de la república, Pereira

ENEAGRAMA

ENEAGRAMA

CAR NAL

CAR NAL

ACTO DE SER

ACTO DE SER

SUEÑOS TEJIDOS

SUEÑOS TEJIDOS

SE ME TRABA LA LENGUA

SE ME TRABA LA LENGUA

ADN.Mauricio Suárez

Pasajero.Carlos Augusto Buriticá

Carnal.Carlos Alberto Hoyos

El quien o mas bien quienes

Eterna actividad sin acción

REFLEXIONES DESDE LA OBRA

Pasajeros de un círculo vacío..

SON ACASO LOS INCUNABLES...

Si reconocemos que la trama del mundo está hecha de trazados de rasgos, de claroscuros; que la vida es un viaje en el que la imaginación nos señala caminos y cruces, abismos y sombras entonces tiene sentido hablar de las imágenes, los apuntes y anotaciones que dan cuenta de este viaje. Eso es el dibujo en términos de conocimiento, del reconocimiento de aquello que experimentamos en nosotros como nostalgia de la potencia originaria, de lo que nos impulsa a buscar lo desconocido, a palpar lo intangible, a ver lo invisible

DIEZTRAZOS

El calígrafo equilibra la forma con el vacío en el papel, el arquero apunta la flecha y se funde con su blanco, en la ceremonia del te
los oficiantes purifican el alma, mediante su unión con la naturaleza: todo
ello expresa el sentido de la maravillosa vacuidad que conecta lo nombrado con lo inefable y en el aire queda ese aroma de serena incertidumbre manifiesta en las palabras del maestro: “No busco las respuestas, trato de comprender las preguntas”.

El objeto de deseo

Es el primer filme de Alain Resnais, fue estrenada en el año 1959. Basada en un guión de Marguerite Duras, constituye no sólo un impactante alegato contra la guerra nuclear; resulta además una vía privilegiada para indagar en qué consiste el trabajo de duelo. En su esfuerzo por precisar el estatuto del objeto perdido, Lacan la toma como referencia en su seminario sobre la angustia del año 62-63; ese mismo año, David Liberman se vale también de Hiroshima mon amour como “modelo mental” para ilustrar la resolución del duelo. trata de despejar la relación del sujeto con ese objeto singular que, habiendo desaparecido, impone cierto tiempo para elaborar su pérdida.En su libro “La comunicación en terapéutica psicoanalítica” Liberman considera la película como un “símil” adecuado para discriminar las relaciones en la resolución de los duelos. Si Hiroshima mon amour nos conmueve, afirma, es justamente porque toma dos elementos extremos - Eros y Thánatos, Amor y Odio, Vida y Muerte - y los integra; el filme logra impactarnos en tanto expresa la constante búsqueda de
completitud, de lo Otro presente en la ausencia.

Iroshima mon amour

Iroshima mon amour
Fotograma de la cinta, en una selección de imágenes eróticas del cine, presentada en la exposición EROS manifesta

PRESENCIA IMAGINARIA

En un nuevo espacio que se abre a la ciudad,
muros fatigados colmados de memorias:
La vieja casa restaurada del creador de La Ruana
es el lugar apropiado para proponer la presencia Imaginaria
Ellos son artistas que aun en su corta trayectoria, ya han conseguido que su obra tenga el merecimiento y la consideración a la que muchos aspiran. Están iniciando un camino aunque sus pasos son firmes. pero lo más importante es que hablan con la seriedad de su trabajo, no precisan de subterfugios paralinguísticos para declarar que su obra
es contemporánea.
Casa de Luis Carlos González, Concejo Municipal de Pereira.
Agosto 10, 2007 7:00 pm

El caminante eterno

El caminante eterno
Carolina Ramirez

Libro de la fortuna- Eye Candy

Libro de la fortuna- Eye Candy
Catalina Rodríguez

Litogramma

Litogramma
Valero Leudo

Diario de costura

Diario de costura
Gustavo Valencia

Los Pies del loto dorado

Los Pies del loto dorado
Zhao Liying

Amor&Fe

Amor&Fe
Mario Mendez

Hojas sueltas

Hojas sueltas
Ruben Gutiérrez

Sin título

Sin título
Alejandro Viana

Sin título

Sin título
Hugo Viana